¿Por qué no deberías dejar que tu mascota durmiera en tu cama?

Probablemente seas uno de esos dueños que dejan dormir a su mascota en la cama. Se ha hecho algo tan habitual para ti que, posiblemente, no puedes llegar a conciliar el sueño si tu perro o gato decide pasar la noche en otro lado. No obstante, hay una terrible realidad: podría ser arriesgado para tu salud por varios motivos.

Cualquier excusa es válida para permitir que tu mascota duerma contigo. Después de todo, ¿no es el compañerismo la razón por la que adoptaste a tu amigo peludo? Tampoco existe una ley que lo prohíba explícitamente. Sin embargo, no es lo más recomendable.

Antes de dejar que tu mascota se acurruque a la altura de tus pies o debajo de tus sábanas, hay algunas cosas que deberías considerar.

Interrupción del sueño

Si necesitamos siete u ocho horas de sueño para recuperar energía y muchas noches no conseguimos descansar, cuando dejas que tu mascota duerma contigo la situación empeora. Aunque parezca extraño, la mejor manera de descansar es dormir solo, y esto incluye tanto a personas como a animales. Cualquier movimiento o ruido que ellos hagan pueden afectar a la calidad de nuestro sueño.

Todo ello sin olvidar el hecho de que los animales y las personas tenemos diferentes temperaturas corporales que bajan por la noche. Tal vez en invierno sea muy agradable dormir con tu mascota porque desprende calor. Pero recuerda, si has acostumbrado a tu mascota a esto, en verano no será una experiencia tan grata.

Problemas de salud

Las mascotas albergan una gran cantidad de microorganismos que no se pueden ver a simple vista, como por ejemplo bacterias y polvo. En el caso de los perros, cuando salen de paseo olfatean y examinan todo lo que se les aparece de frente porque es su naturaleza. En cuanto a los gatos, se suben a los lugares que no alcanza el trapo. Entonces, los ácaros o las partículas de su cabello pueden terminar causando alergias a cualquier edad, con más probabilidad si no nos separamos de nuestra mascota ni a la hora de dormir.

Compromiso de por vida

Es difícil para una mascota volver a dormir en el suelo una vez ha probado la comodidad de tu cama. Y quién lo puede culpar: tenía un colchón, una almohada para apoyar su cabeza, una manta para él solo y a su humano favorito al lado. Sin embargo, debes ser consecuente, ya que cuando se haga más grande o empieces a vivir con tu pareja, permitir que duerma en tu cama puede ser una mala decisión.

Leave A Reply