Los perros de propietarios permisivos, en general, se frustran más fácilmente”

Los signos de los problemas relacionados con la separación pueden variar de acuerdo con el estado interno que los desencadena, como el miedo o la ansiedad. De acuerdo con un estudio, los ladridos frecuentes durante la separación pueden indicar más frustra.

Los signos de los problemas relacionados con la separación (SRP) en el perro pueden variar de acuerdo con el estado interno que los desencadena; por ejemplo, en un estudio anterior los autores descubrieron que los perros con SRP indicada por el propietario se caracterizaron por un predominio de gimoteos durante un breve aislamiento del propietario, mientras que se producían ladridos independientemente del estado de SRP indicado por el propietario.

Partiendo de la teoría de que el dueño representa un recurso para el perro, los autores plantearon la hipótesis de que existe una asociación entre el comportamiento permisivo e inconsistente del propietario y el reducido umbral de frustración en el perro que, consecuentemente, mostrará signos específicos de SRP.

En este estudio*, los rasgos de personalidad del propietario y del perro se evaluaron con un cuestionario, mientras que el comportamiento de separación se observó a través de una prueba al aire libre. Los autores descubrieron que los perros que ladraban más que gimoteaban en la prueba de separación tenían más probabilidades de tener propietarios indulgentes. Los perros con SRP indicada por el propietario gimieron con menos frecuencia que los perros sin SRP si tenían propietarios indulgentes.

La conexión entre la permisividad del propietario y el tipo de vocalización emitida respalda la teoría de que la actitud del propietario hacia el perro puede asociarse con los signos de SRP relacionados con la frustración de los perros, ya que tienden a responder con comportamientos similares que ocurren en otras situaciones frustrantes.

Leave A Reply