¿Cuáles son las enfermedades de mascotas más habituales en invierno?

Seguramente en alguna oportunidad te has realizado esa pregunta inicial, y es que está bien no saberlo si no cuidas de una mascota, pero de lo contrario, comienza a preocuparte.

En la siguiente nota te cuento cuáles son las enfermedades que más frecuentan y rondan buscando afectar a nuestros animalitos en este frío invierno.

Foto: Perros

Existen padecimientos y diagnósticos que se manifiestan con mayor constancia -y a veces con mayor gravedad- en invierno que en otras épocas del año, debido a las condiciones del tiempo durante estos meses. Y es que con cada enfermedad por sí sola junto con la climatología puede generarse la “tormenta perfecta” que intentará contaminar la salud de nuestros perros y gatos.

LAS ENFERMEDADES MÁS COMUNES EN MASCOTAS DURANTE INVIERNO

El aire frío complica el sistema respiratorio, provocando que un virus o bacteria pueda fácilmente alojarse en el interior del animal; generando más complicaciones y, por ende, haciendo más complejo su tratamiento. Las más habituales por este factor son las siguientes:

EL FRÍO COMO PRINCIPAL CAUSANTE DE ENFERMEDADES

Todo este respecto gira en torno a las bajas temperaturas, y es que los malestares del aparato locomotor (compuesto por el sistema osteoarticular y el muscular) empeoran conforme menor sea la sensación térmica: en los huesos, músculos y articulaciones aumentan los indicios o síntomas de artritis o artrosis.

El crecimiento de hongos en la piel se produce sencillamente si la humedad en el ambiente es elevada, como también si el hogar se encuentra calefaccionado y las mascotas estén únicamente dentro de ella. En este caso, el problema respecta a una dermatomicosis; en mascotas: una zoonosis.

Cuando la temperatura baja, la presión sanguínea aumenta. Esto provoca que perros y gatos con problemas cardíacos tengan más riesgos. Y por si fuera poco, algunos medicamentos que tratan estos síntomas y enfermedades, causa desafortunadamente que el animal pierda calor, ocasionando más problemas aún en estos pequeños pacientes.

Foto: Fmdos

LA DESPARASITACIÓN DEBE REALIZARSE IGUALMENTE 

Los parásitos pueden existir dentro de nuestra mascota por un extenso período de tiempo, prolongando su vida aún más en estos fríos meses del año. Es esencial que la desparasitación la realices de igual manera, ya que estos microorganismos son fuentes de potenciales enfermedades que no sólo podrían afectar a tu mascota, sino que a ti también; a través de zoonosis.

Sumando a esta discusión el cambio climático, se convierte en un tema más delicado, debido a que los inviernos están siendo cada vez menos intensos. Por ende, las bacterias y parásitos desarrollan en mejor medida su extensión en el mundo. Y es que las zonas de temperaturas cálidas y/o templadas son el ambiente perfecto para que, por ejemplo, las garrapatas mantengan vigente su actividad.

Foto: Digitalcampus

Asimismo, los aires acondicionados o calefacciones en los hogares hacen del hábitat una utopía para que los parásitos crezcan sin problema alguno dentro de nuestras mascotas, prolongándose una posible enfermedad durante todo un año, e incluso más.

Leave A Reply