¿Cómo cuidar a tu perro en invierno?

El frío ya ha tomado un profundo protagonismo este mes, y es que, mientras se celebra el cálido verano en el hemisferio norte, específicamente en nuestro país debemos estar pensando constantemente cómo cuidarnos del gélido ambiente; asimismo tenemos que velar por la protección de nuestros queridos canes. Por ello, en esta oportunidad te contaré cómo cuidar a tu perro en invierno.

Foto: Petdarling

El común de perros en Chile corresponden a razas que mantienen una sensación térmica similar a la del ser humano (no así como los de la raza nórdica que, debido a su gran pelaje, pueden preservar mayor tiempo el calor que generan estos). Junto con lo anterior, no puedes dejar de lado abrigar y alimentar como corresponde a aquellos canes.

El cuidado debe ser más riguroso cuando se trata de un perro con problemas respiratorios, o si hablamos directamente de cachorros, senior, de raza pequeña o un animal con poco pelo.

Un dato no menor: Los hogares prefieren más tener un perro como mascota que un gato. Un estudio de Adimark señala que el 54,8% de las personas entrevistadas han señalado al can como su principal elección, mientras que el 20,9% al felino. El 24,3% restante se deriva en otro tipo de especies domésticas.

LA ALIMENTACIÓN COMO VÍA DE PROTECCIÓN

Una dieta a base de buenos nutrientes, de calidad y equilibrada los mantendrán saludables. El patrón a seguir es exactamente el mismo respecto de cómo el ser humano se alimenta. Así que, en épocas de frío, procura darle una comida adecuada a su tamaño, edad y características específicas. Con ello, el animal tendrá sus defensas altas y las posibilidades de enfermarse disminuyen significativamente.

Lo que sí, ojo en las porciones. A veces se tiende a confundir calidad con cantidad, y es que si come en exceso, le provocarás sobrepeso. Y las consecuencias de eso son enormes, debido a que la mascota puede sufrir problemas cardíacos o dificultades motoras.

Foto: Mis Animales

Considera que el perro, en estaciones de frío y frío extremo, baja su actividad física, por lo tanto, como no consume tantas calorías, las porciones deben regularse de mejor manera; colocando un poco menos comida en su plato para que evite subir de peso también.

De todas maneras, frente a cualquier duda, consulta al veterinario para que te oriente de mejor forma y te especifique, más detalladamente en esta área, la cantidad y las porciones de alimento que debe comer tu mascota.

CUIDADOS EN EXTERIORES Y PASEOS

Lo recomendado en fechas de menores temperaturas es que el perro permanezca dentro de casa, pero si aún así quieres dejarlo en el exterior, vela con que tenga los resguardos necesarios para evitar cualquier imprevisto, como una caseta acorde a su tamaño, que tenga un pocillo con comida y agua, y un lugar cómodo en el que pueda recostarse y protegerse; alejándose del frío, la humedad y la lluvia.

Foto: Aperrados

Sobre la actividad física: si el can está en casa, trabaja en mantenerlo activo física y mentalmente con algún juego que puedas realizar en el interior del hogar.

También, organízate con los horarios para salir con tu mascota en una hora prudente; ideal si no está lloviendo o si hace demasiado frío. Además, colócale un abrigo y si, durante el paseo, se pone a llover, intenta llevar contigo un impermeable para evitar la exposición de tu perro a potenciales enfermedades.

Por cierto, si el animal se encontraba en un ambiente calefaccionado, no puedes de repente sacarlo a la calle sin ningún tipo de protección. Los bruscos cambios de temperatura se deben impedir bajo toda circunstancia.

OTROS CUIDADOS PREVENTIVOS

Cuando bañes a tu perro, hazlo en un espacio temperado y lejos de posibles corrientes de aire, y no olvides utilizar el secador de pelo para que tu mascota no se exponga al frío, incluso aunque se resista. Es mejor prevenir que lamentar.

Foto: Super Cachorros

El pelaje es un factor primordial que defiende al perro de climas complejos. Y si es que tienes la idea de cortar su pelo, postérgalo para la primavera; durante ese tanto sólo cepíllalo para mantenerlo bien cuidado y para eliminar el pelaje muerto.

Y por último, antes de que se aposente de lleno el invierno en Chile, procura llevar a tu mascota al veterinario para controlar si sus vacunas se encuentran al día y si está fuera de todo tipo de parásitos. También, comprueba que tu perro esté libre de la tos de las perreras, ya que ésta puede ser la vía que facilite el acceso a otras posibles enfermedades más complicadas.

Leave A Reply