¿Cómo cambia nuestra vida una mascota y qué beneficios nos aporta?

Tener una mascota como compañera de vida, además de una alegría para la casa es una gran decisión, pues conlleva una responsabilidad que hay que asumir con madurez. Con ella sabes que te esperan cosas maravillosas y momentos juntos llenos de cariño y ternura, pero también has de cubrir sus necesidades, tanto físicas como emocionales.

Seguro que tras un tiempo juntos, descubres nuevas situaciones en tu vida que no esperabas, pero que ¡te encantan! ¿Te reconoces en alguna?

Llegar a casa es una doble alegría

No solo porque ha terminado el trabajo sino por cómo te recibe tu mascota. Saltos, lametones y una pelota que dice «¿jugamos ya?».

Los mejores planes tienen un rival a batir: sacar a tu perro

Estás en una comida con amigos pasándotelo genial, pero sabes que en casa te están esperando y no dudas en terminar con la diversión antes de tiempo para cumplir con tus obligaciones y sacarle de paseo. Y en el fondo, sabes que ese es el mejor plan de todos.

Se acabó la intimidad

Puede que el baño fuera tu santuario, pero eso se acabó al tener una mascota. ¡Pero no pasa nada! Al final te parece entrañable ver asomar su hocico en la cortina de ducha o que te espere en la puerta hasta que salgas.

Redecorarás día tras día

Ya sea para que no llegue a coger esas zapatillas de correr tan chulas, para que las galletas no estén a su alcance o, sobre todo, para evitar que se haga daño o algún elemento de la casa ponga en peligro su salud. ¡Y puede que hasta aprendas bricolaje ingeniando nuevas formas de ordenar las cosas!

Tres no son multitud

Pensabas que tu pareja era la mejor compañera de vida, hasta que llegó tu mascota. Seguro que más de uno ha escuchado el «¿es que le quieres más a él?». Pero, en realidad, el amor que sentiréis los dos por vuestro animal será la clave para formar una auténtica familia.

Beneficios emocionales y físicos

Según innumerables estudios, compartir la vida con un compañero de cuatro patas nos ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y a disminuir el riesgo cardíaco. También evita la sensación de soledad y mejora nuestra vida social y forma física.

Ligado a todos estos beneficios anteriores, las personas con una mascota en casa, especialmente las que conviven con perros y gatos, tienen una vida más saludable, son más felices, tienden a estresarse menos, y, en general, aumentan su esperanza de vida. Además, son el compañero ideal de niños y mayores.

Mejora su vida y también la tuya, a través de la adopción

Está comprobado, al adoptar ganamos todos: el animal tendrá un nuevo hogar y podrá disfrutar de su segunda oportunidad y su nueva familia, de todos los beneficios que aporta compartir la vida con una mascota. Sin embargo, la decisión de incorporar un nuevo miembro debe ser consensuada y meditada por toda la familia, ya que una vez tomada, tendremos un compañero fiel del que cuidar por muchos años.

Leave A Reply