Tu Perro y la Primavera

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Con la llegada de la primavera, es posible que algunos trastornos aquejen a tus mascotas.

Todos los perros que tiene problemas cardiorrespiratorios deben cuidarse especialmente con las primeras subidas de temperaturas, ya que éstas hacen que los animales pierdan calor, lo cual genera un aumento de la tasa respiratoria y cardiaca, y provoca insuficiencias cardiacas que pueden llevar al encharcamiento pulmonar y muerte por asfixia.

En primavera, pueden asociarse varios alérgenos para desarrollar procesos alérgicos graves, incluso urticarias y edemas angioneuróticos en perros alérgicos, que en otros momentos no se presentarían. Es muy posible que en esta época los canes con oídos especialmente sensibles sufran más procesos de otitis que en otra.

Aquellos que sufren sensibilidad gastrointestinal pueden comenzar con diarreas a veces difíciles de controlar debido a cambios en el agua o comida. Por lo tanto, al llegar el calor, te recomendamos extremar las precauciones si sales con tu mascota a cualquier destino para evitar desagradables accidentes que pongan en peligro su vida.

Garrapatas

Cuando el clima empieza a calentarse, las garrapatas comienzan a eclosionar de sus huevos y buscan un huésped del que alimentarse. Se encuentran sobre todo en zonas verdes, césped, arbustos, etc. Este parásito no supone un gran trastorno para los perros, sólo le quita una pequeña cantidad de sangre: el problema surge cuando es portador de otros microorganismos en su interior.

Lo mejor y más fácil es prevenir que el perro tenga garrapatas, y así no desarrolle ninguna de estas enfermedades. Para adelantarse a este tipo de infecciones y evitar que los parásitos lleguen al can existen productos como collares específicos, pastillas o pipetas que se colocan en el cuello de las mascotas.

Los microorganismos que porta el parásito causan complicaciones normalmente graves, pues viven en la sangre de los perros destruyendo las células y provocando estados de anemia severa, inmunosupresión, problemas de coagulación y afección de órganos fundamentales como hígado y riñón.