¿Eres tú – o alguien que tu conoces- un trabajólico?

¿Te suena familiar este escena? Amas tu trabajo y eres responsable de múltiples proyectos y tareas. O quizás tienes varios trabajos o posees tu propio negocio.

 

Tus horas de trabajo son largas y tus horas de sueño escasas. Vacaciones y visitas sociales con amigos son un recuerdo lejano. Su único hobby es tu trabajo. Es bastante probable que tú- o alguien que conoces – sea un adicto al trabajo.

 

Cuando el trabajo se convierte en la única razón de la existencia de una persona por encima de las cosas más importantes (como la familia y amigos) el tema se convierte en crítico.

 

Independiente de las razones de ser trabajólico, puede ser una condición grave que puede conducir a la destrucción de la familia, así como problemas de salud relacionados con el estrés. Los que  trabajan duro saben los límites entre el trabajo y los tiempos personales y pueden funcionar normalmente cuando no están en el trabajo mientras que los trabajólicos no tienen tiempo personal y no pueden funcionar bien fuera del trabajo.

 

Estrategias para ser menos trabajólico:

 

La clave es hacer un tiempo fuera del trabajo – totalmente lejos del trabajo – para recuperar el equilibrio de la vida. Tomará algún esfuerzo de su parte -y tal vez  de un amigo o cónyuge- para hacer del cambio, pero para su bienestar mental y físico  realmente debe hacer el esfuerzo.

 

  • Deje un  “tiempo personal” para pasar con familiares y amigos con los que usted no trabaja.

 

  • Cuando esté en camino a una reunión o en ratos muertos  llame a casa con regularidad para permanecer conectado con su familia.

 

  • Aprenda a delegar el trabajo – y aprenda a decir no a nuevas asignaciones (o al menos aprenda a no ser el primero en ser voluntario para asumir la tarea).

 

  • Tómese tiempo quizás comenzando con un fin de semana largo y moviéndose gradualmente hasta vacaciones más largas – y deje el trabajo detrás.

 

  • Considere una rutina de ejercicios para que su cuerpo esté saludable. Y mejor aún si tiene a un amigo o alguien importante como su compañero de ejercicio, para que sea más divertido (y para mantener su mente fuera del trabajo).

 

  • Considere un voluntariado- para ayudar a otros y conocer nueva gente.

 

  • No tiene nada de malo  a veces simplemente sentarse, relajarse y no hacer nada.

 

  • Busque un pasatiempo o dos.
  • Combatir el impulso de que todo lo que haces debe ser perfecto.

      -Aceptar que todos necesitamos un número decente de horas de sueño.

Si usted no puede hacer ninguna de estas sugerencias considere la posibilidad de obtener ayuda profesional para hacer frente a lo que es básicamente una adicción.